De tan bueno no dan tanto

Resumen

Y, además, si es gratis: ¡sospecha!… Son los adagios de nuestra cultura popular que facilitan las estrategias de mercadeo de las corporaciones a las cuales no les conviene que el software libre se masifique. FUD y “Adoptar, Extender, Aniquilar” son las tácticas poco éticas que desde 1998 y hasta el momento han utilizado con mayor frecuencia.

Autor: Ing. Ricardo Naranjo Faccini, M.Sc.

Colaborador del grupo ACIS-Linux, gerente Skina IT Solutions, CTO del proyecto AuthorsGlobe, profesor del departamento de Ingeniería de Sistemas y Computación de la Pontificia Universidad Javeriana. Puede ser contactado en gramo.gnu@gmail.com.

Edición: Ing. Lina Porras, M.D.

El movimiento Opensource

El software libre es aquel protegido con una licencia que garantiza 4 libertades: usarlo, estudiarlo, mejorarlo y distribuirlo. Lo que a la gente del común más le llama la atención es la última libertad, puesto que es lo que lo vuelve gratuito y reduce los costos totales de propiedad en la mayoría de los casos. Aún hoy, muchos piensan que el sistema operativo GNU/Linux es el único representante del software libre, pero es importante mencionar que existen miles de programas protegidos por ésta licencia y licencias similares. Los usuarios deben entender la importancia y el alcance que brindan las otras 3 libertades para aprovechar todos sus beneficios y ventajas..

Además, el software no es el único elemento al que se le puede proteger su libertad con una licencia, también existen los formatos libres o abiertos. Así como existe el .docx como formato privado de Microsoft para almacenar documentos de texto, existe el formato abierto .odt para almacenarlos. El .xlsx tiene su homólogo libre: el .ods.

Finalmente entre los elementos libres podemos contar con Hardware libre, documentos libres, medicamentos libres, música libre, fotos libres y prácticamente cualquier pieza de conocimiento puede ser protegida para garantizar sus libertades. [CRECOM]

¿Por qué nadie usa Gnu/Linux?

Corrijo, al común de la gente se le ha hecho creer que “nadie usa Linux”, igualmente se piensa que es algo tan difícil que la simple idea de instalarlo en mi equipo puede resultar en una catástrofe que comprometa toda la información.

Sin embargo, 83 millones de usuarios directos de GNU/Linux como sistema operativo de escritorio pueden dar fe de lo erróneo de éstas afirmaciones [LNXCNT]. Ésto sin mencionar los 1400 millones de usuarios de Android que a diario lo utilizan en su smartphone sin siquiera darse cuenta [GOOQAN]. (¡Si!, el corazón de Android es GNU/Linux). Aún más importante es la cifra de usuarios que a diario se conectan a páginas web soportadas en un servidor GNU/Linux, tan solo basta anotar que el propio buscador de Google está en servidores Linux (alrededor de 2 millones de ellos) [WKPGOO].

Sin embargo es claro que los sistemas de software privados son utilizados por una masa mucho mayor.[WKPUSO] El software libre no tiene tras de sí un equipo comercial ni de mercadeo que invierta grandes cantidades de dinero en publicidad. Quién utiliza software libre, lo hace porque se enteró de sus bondades por otro tipo de canal que no involucra medios masivos de comunicación. Ésta es la principal razón por la cual no es masivo su uso como plataforma de escritorio.

Los documentos Halloween

Existen megacorporaciones de informática, cuyos productos pueden ser fácilmente reemplazados por productos de software libre, sin detrimento en calidad ni confiabilidad, que utilizan técnicas de mercadeo “por debajo de cuerda” para prevenir la masificación del software libre y que incluso han tenido el descaro de aceptar el uso de éste tipo de tácticas.

Uno de los primeros “Leaks” de información confidencial provino de Microsoft particularmente el 30 de octubre de 1988 cuando se filtraron los llamados “Documentos Halloween”, [WKPHWN] en los cuales se planteaba la estrategia a utilizar para defenderse de la amenaza que representaba la “credibilidad a largo plazo” que tendría el software libre.

Es tan sencillo aplicar estas tácticas poco éticas, sin salirse del entorno legal, que aún hoy en día siguen tan vigentes como cuando se diseñaron y cualquiera puede palpar en el ambiente su existencia.

No es únicamente Microsoft quien utiliza éstas tácticas, pues son tan efectivas y poco vinculantes con la ilegalidad, que muchas megacorporaciones han adoptado estas “Falacias para Mercadeo”. [WKPFLC]

Miedo, Incertidumbre y Duda (FUD)

La más exitosa de éstas tácticas es la relacionada con FUD, acrónimo de las palabras en inglés Fear, Uncertainty y Doubt cuyo objetivo es sembrar éstos sentimientos en los usuarios antes de que contemplen la adopción del software libre.

Cuando a alguien le nace un interés por la alternativa de software libre, se encuentra con un entorno en donde los adagios con que titulo éste artículo se aúnan y potencian con frases como:

  • Para utilizar software libre tiene que reinstalar su computador… ¡Eso es muy difícil!, además siempre le faltará algo y no quedará bien configurado.

  • En el colegio le enseñaron con Windows, para qué se va a poner a aprender cosas nuevas si lo que tiene le funciona.

  • Y, si se le daña, ¿Quién se lo va a arreglar? ¿Quién le va a brindar la garantía?

  • ¡La política actual de nuestra empresa exige adquirir las licencias y un contrato de mantenimiento permanente!

  • El software privado que estamos utilizando es “el mejor software” que existe para la solución de nuestras necesidades.

  • Si todos nuestros clientes y proveedores usan Windows y Mac y usted utiliza software libre, no va a poder comunicarse con ellos.

  • ¡Ese software libre es un juguete no es para nada profesional! ¡Sólo mire a su alrededor y verá que nadie lo utiliza!

  • Implementar software libre tiene muchos riesgos asociados. ¿Va a arriesgar su puesto como director de sistemas por ponerse a jugar?

Adoptar, extender y extinguir (EEE)

Ésta táctica es aún más elaborada, tiene su origen en las palabras del inglés: Embrace, Extend y Extinguish. [WKPEEE]

La estrategia tiene tres pasos que inician tras detectar un mecanismo de comunicación estandarizado que esté siendo utilizado por gran cantidad de clientes. Bien sea un protocolo de comunicación como HTTP (HyperText Transfer Protocol) o un formato de almacenamiento de archivos como ODT (OpenDocument Format).

El primer paso es que los productos de la megacorporación comiencen a utilizar éstos mecanismos y se anuncia públicamente que es una nueva característica del software.

Paulatinamente se añaden “mejoras” al estándar que únicamente pueden utilizar los productos de la megacorporación, justificados en las nuevas características funcionales que los clientes solicitan para su software.

Finalmente, la gran red de clientes (soporte fundamental para ésta táctica) comienza a preferir el uso de la “versión mejorada” en lugar de la “original”. Llegando al punto en que el autor original, generalmente un competidor, tiene que buscar la manera de poder incluir las “nuevas características” en su mecanismo de comunicación, para poder continuar en el mercado. En la medida que se continúen haciendo “mejoras” a escondidas, la competencia irá desapareciendo y el mercado queda a merced de quién está practicando EEE.

El cambio que hubo entre el formato .doc y el formato .docx que obligó progresivamente a los usuarios de MS-Office a adquirir la nueva versión si querían leer los documentos que les enviaban los clientes que “si estaban actualizados”, es un caso similar a EEE. Pero con la salvedad de que el formato .doc era propiedad de Microsoft y el cambio era potestad de ésa misma megacorporacion.

Hablamos de EEE únicamente cuando se involucra un estándar propiedad de otra megacorporación (como Java) o de la humanidad (como HTML, CSS u OpenDocument Format) en donde quien está practicando ésta táctica no tiene autorización para realizar las supuestas “mejoras”.

Por ejemplo, la mayoría de los técnicos piensa que el protocolo de comunicación de archivos y de impresión SMB es un “invento” de Microsoft, pero realmente es un protocolo abierto, adoptado por ellos, del cual, afortunadamente, no han logrado apropiarse.

Sinvergüenzas pero idolatrados

Microsoft aceptó la autoría de éstos “Documentos Halloween” debido a que, en ése momento, estaba perdiendo un juicio por sus prácticas monopolísticas y necesitaba demostrar que, no solo tenía competencia, sino que existía un plan de reacción frente a ella.

Lo más sorprendente es que el haber aceptado ésta autoría no causó ningún tipo de escándalo mundial; tanto que estoy seguro que la mayoría de los lectores ni siquiera habían escuchado mencionar los “Documentos Halloween”. Personalmente lo considero un descaro pero infortunadamente hay quienes no tienen vergüenza. [NYTHWN]. Lo que más admiro de Microsoft es la lealtad de sus clientes.

El actual CEO de Microsoft dice “Microsoft loves Linux”, la pregunta es si éste es realmente un amor sincero o enfermizo, basta mirar toda la historia de los últimos 20 años.[MICLLI]

Y, ahora… ¿quién podrá defendernos?

El FUD y el EEE, unido con los altos índices de piratería de software de nuestro país, coartan la adopción por parte del usuario final de software libre. Es por ello que los eventos de divulgación de la existencia y utilidad del software libre son tan importantes. Conferencias y talleres brindados por comunidades comprometidas con el software libre han sido el mecanismo de mercadeo más efectivo, aunque hay que aceptar que no han sido más efectivos que las estrategias de Falacias para Marketing.

Hardware incompatible

Cada día el equipo de desarrollo de Linux es más efectivo en la producción de drivers para el nuevo hardware en el mercado. En la medida en que el mercado de usuarios de Linux ha ido creciendo más y más fábricas de hardware generan o, por lo menos, permiten la generación de los drivers que permiten utilizarlos.

Es importante la presión que los clientes realizan a las empresas de hardware al no comprar aquellos productos que, a propósito, no son compatibles con software libre. Tanto que el mismo Linus Torvalds ha resaltado, públicamente y en varias oportunidades, las trabas que N-Vidia ha puesto regularmente para impedir a los desarrolladores de software libre la implementación de drivers. [YTBTNF]

Es importante denunciar aquellos fabricantes de hardware que atan la garantía de sus productos al uso de un sistema operativo en particular. Esto viola de tajo el principio de libre competencia que debe regir los mercados. [SFPGRN]

La polarización de la academia

El formato adoptado por la ISO para documentos de texto, hojas de cálculo y presentaciones es el OpenDocument Format, sin embargo, es costumbre de muchos profesores exigir la entrega de los trabajos, tareas y proyectos de los estudiantes en los formatos cerrados de Microsoft.

Existen muchas herramientas libres CAD, de muy buena calidad, como BRLCAD, LibreCAD, Blender, FreeCAD, gCAD3D y QCAD, para enseñar los conceptos de diseño y modelado de sólidos, pero en las facultades de ingeniería la norma es AutoCAD. [HPTCAD]

Hay que presionar a la academia a que cumpla con su labor de brindar al alumno el conocimiento del concepto y no de la herramienta. Sobre todo en entidades públicas de educación, con el fin de evitar que colegios y universidades se conviertan en instituciones de mercadeo indirecto de productos de software, al capacitar a sus alumnos en una única herramienta. Así se evita la presión que tienen las empresas por adquirir el software privado en el que vienen “entrenados” sus aspirantes y la presión de los mismos aspirantes al no poder adquirir de manera legal dicha herramienta para su uso en el hogar.

El gobierno y los ciudadanos

Es un tema tan complejo que mereció que escribiera un artículo completo el año pasado [SKNGOB] en donde enumero todos los gobiernos que han optado por el software libre para el manejo de la administración con sus justificaciones y los beneficios obtenidos. Resumo los aspectos más importantes:

  • Es imperativo para cualquier gobierno utilizar software que, por seguridad nacional y por respeto al ciudadano, certifique que no tiene puertas traseras que estén enviando información a terceros, menos aún hacia el exterior.

    Se sabe que el hasta el mismo sistema operativo Windows de Microsoft tiene éste tipo de puertas traseras y el software libre, al tener abierto el código para ser inspeccionado, es el que puede ser verificado y certificado con este respecto. [GNUBCK]

  • Es imperativo para toda entidad pública garantizar la independencia de un proveedor de software y soporte técnico y la continuidad de la infraestructura informática; con el uso de software libre se puede garantizar ésto.

    Es importante anotar que al querer cambiar un software privativo, además de incurrir en costos de licenciamiento, en muchos casos, es necesario adquirir nuevo hardware compatible.

  • Si el gobierno adopta preferencia por el software libre, estimulará la industria informática local para brindar servicios de soporte y mantenimiento con lo cual, el país entero se beneficia.

  • Si el gobierno adopta estándares abiertos para sus comunicaciones, cualquier ciudadano podrá comunicarse con las entidades públicas. Adoptar estándares de-facto propiedad de un único proveedor es nocivo, desde todo punto de vista y para toda la nación.

    El gobierno, siendo el más grande cliente/proveedor de un país, al adoptar estándares abiertos estará facilitando y estimulando la adopción del software libre.

La empresa privada

Es claro que la tecnología informática para un negocio involucra costos y que siempre es necesario buscar el ahorro pero no a costa de la productividad.

Es muy fácil para una empresa adoptar el software libre para las actividades que no están involucradas con “misión crítica” ni “secreto industrial”, es decir, la suite de oficina y las herramientas de ilustración y graficación.

LibreOffice, OpenOffice, GIMP, InkScape y FreeCAD son herramientas por donde toda empresa debería iniciar su aproximación al uso del software libre, así advertirían la facilidad de uso, la calidad, funcionalidades y beneficios de estas [SKNOFF].

Con este tipo de aproximación se facilita el trabajo del director de TI quien podrá explorar alternativas libres para reemplazar otro tipo de software. [DTM077] [DTM100] [TCMWXL]

La piratería, el gran enemigo

Piratear es seguirle el juego a las grandes corporaciones informáticas quienes presionan al mercado corporativo a no entrar en la ilegalidad de la piratería, pero “se hacen los de la vista gorda” con relación al usuario de casa, a entidades educativas o al vendedor ambulante.

En la medida en que las masas adquieran versiones piratas de su software, las megacorporaciones tendrán una masa de usuarios “entrenados” en su software, quienes presionarán a sus empleadores para que adquieran el software en el que tienen competencias.

Antes de piratear un software indague las alternativas libres que existan y verifique si los precios de la licencia son coherentes con el beneficio que se va a obtener por el uso.

Finalmente, recuerde que existen muchas opciones de Software Libre y de Open Source que son gratuitas. Esto quiere decir que usted no tiene que pagar la licencia y además disfrutar las ventajas de este tipo de licenciamiento; y que con estas alternativas usted tiene permitido copiar y compartir, sin infrinjir la ley. [DTM077] [DTM100] [TCMWXL]

Referencias bibliográficas y en internet

Ricardo Naranjo Faccini

Ingeniero, empresario y docente enfocado en el sector de la tecnología de información y comunicaciones, eMarketing, con amplia experiencia en desarrollo de software, el uso de estándares de comunicación y la óptima integración del software libre en las organizaciones. Magíster en Ingeniería de Sistemas y Computación de la Universidad de Los Andes 1998. Diplomado en docencia en Ingeniería de la Pontificia Universidad Javeriana 2008 Gerente de la firma Skina IT Solutions. Experto en calidad en el desarrollo de software con énfasis en el uso de herramientas libres orientadas hacia WWW. Colaborador del grupo ACIS-Linux y profesor del curso de eMarketing apoyado en redes sociales dictado por ACIS en mayo y octubre de 2012. Puede ser contactado en gramo.gnu@gmail.com.

FICHA TÉCNICA DEL ARTÍCULO

“De tan bueno no dan tanto” por Ricardo Naranjo Faccini se distribuye bajo una Licencia Creative Commons Atribución 4.0 Internacional.

2700 palabras

Anuncios